Registrarse! Iniciar sesión

¿Cómo Fortalecer Tu Sistema Inmunológico Con Antioxidantes?

Image
¿Cómo Fortalecer Tu Sistema Inmunológico Con Antioxidantes?

Estrés, un estilo de vida inactivo y una dieta con pocas frutas y verduras frescas pueden debilitar nuestro sistema inmunológico. Averigüemos cómo aumentar nuestro poder inmunitario al incluir alimentos ricos en antioxidantes en nuestra dieta …


Hay muchos factores que afectan nuestro sistema inmunológico. El estrés, una dieta desequilibrada, un estilo de vida agitado o, todo lo contrario, un estilo de vida sedentario, pueden afectar a nuestras defensas naturales. Estos hábitos poco saludables son comunes en la sociedad actual y, a menudo, nos hacen más proponesos al agotamiento y la enfermedad.


Cuando estamos estresados, es importante detenerse un instante y comprobar si estamos incorporando suficientes antioxidantes a nuestra dieta. Estas sustancias, que incluyen enzimas, vitaminas, pigmentos y otros tipos de moléculas, se han hecho famosas últimamente porque son capaces de combatir el estrés oxidativo: un proceso natural de envejecimiento y degradación de las células de nuestro cuerpo, acelerado por nuestro estilo de vida contemporáneo.


Alcohol, tabaco, medicamentos, contaminación y un estilo de vida inactivo pueden aumentar considerablemente la cantidad de radicales libres en nuestro cuerpo. Estas moléculas inestables  roban literalmente un electrón de los átomos cercanos, provocando una reacción en cadena que oxida nuestras células, acelerando su muerte. Un organismo debilitado a largo plazo por el estrés oxidativo es menos capaz de defenderse de ataques externos.


Antioxidantes y sistema inmunológico

El sistema inmunológico es nuestra barrera contra bacterias, virus, golpes y agentes químicos y biológicos. Estas amenazas provienen tanto del exterior, como en el caso de los contaminantes o los virus, como del interior, como en el caso de tejidos dañados o células cancerosas.


Un organismo sometido a un estrés prolongado es menos capaz de protegernos de estas amenazas para la salud. Nuestro cuerpo produce de forma natural diferentes tipos de antioxidantes, pero estos pueden no ser suficientes para afrontar una crisis de salud.


Los cambios en la estación y las consecuentes fluctuaciones repentinas de temperatura acrecientan la presión sobre nuestras defensas. Asimismo, cambios en la nutrición, problemas para dormir, períodos de ansiedad y una fuerte carga laboral pueden también poner en riesgo nuestra salud.


Los antioxidantes que incorporamos a través de la nutrición son cruciales para ayudar a nuestro sistema inmunológico a funcionar de la mejor manera. Estas sustancias, que encontramos en muchos alimentos naturales como algas, bayas, té verde y chocolate negro, pueden ayudarnos a combatir el daño causado por los radicales libres, disminuyendo la oxidación de los tejidos e incluso el proceso de envejecimiento.


Investigaciones científicas ha demostrado que la ingesta regular de antioxidantes puede ayudar a prevenir el daño por estrés oxidativo. Estos son también capaces de mejorar el funcionamiento de las células de nuestro sistema inmunológico. Por lo tanto, es esencial consumir suficientes alimentos ricos en antioxidantes en nuestra dieta.


Superalimentos antioxidantes para fortalecer nuestras defensas

Los súper alimentos son alimentos naturales ricos en nutrientes, micronutrientes y beneficios múltiples para la salud. La ingesta regular de antioxidantes se puede obtener al consumir alimentos saludables como la spirulina y la clorela, el polvo de Acai, el té verde Matcha o  la Hierba de Trigo.


Spirulina: es el alga verde comestible más famosa, ¡y también es uno de los alimentos más completos nutricionalmente hablando del planeta! Rico en hierro, vitaminas, minerales y antioxidantes, es perfecto para fortalecer el sistema inmunológico.


Clorela: es la fuente más rica de clorofila, uno de los antioxidantes más poderosos que la naturaleza ha creado para nosotros.


Acai: esta baya del Amazonas destaca sobre todas las demás frutas debido a su alto contenido de antioxidantes. Una verdadera bomba de salud para mejorar tu defensa inmunológica.


Matcha: es un té verde que contiene una alta carga de antioxidantes. Está molido en forma de polvo, lo que nos permite absorber eficientemente sus propiedades nutricionales. La bebida caliente perfecta para nuestras barreras defensivas.


Hierba Trigo: Es el brote joven de la planta de trigo común. Sorprendentemente, es una de las fuentes más ricas de antioxidantes. Se cosecha antes de que pueda desarrollar gluten y, por lo tanto, es adecuado para celíacos y aquellos que son intolerantes al trigo.