Registrarse! Iniciar sesión

¿Qué Es El Colesterol Y Qué Son Los Triglicéridos?

¿Qué es el colesterol y qué son los triglicéridos?

El colesterol no es necesariamente algo negativo: es un compuesto orgánico presente naturalmente en nuestro cuerpo, donde desarrolla muchas funciones esenciales. Es una molécula de la familia de los lípidos y de la clase de los esteroides. Es un componente central de la membrana celular y es esencial para la síntesis de la vitamina D, las hormonas esteroides y los ácidos biliares.

Los triglicéridos son grasas de la sangre y son el tipo más común de grasa de los alimentos. Son los principales componentes del tejido adiposo, que es la masa grasa de nuestro cuerpo. Se acumulan por dos razones: sirven como una reserva de energía y como aislamiento térmico. El organismo convierte en triglicéridos, las calorías ingeridas que excedan la necesidad inmediata del cuerpo. Los triglicéridos se almacenan en las células de grasa para liberarse en caso de necesidad de energía.


Colesterol alto y triglicéridos altos: ¿cuáles son los valores?

El colesterol juega un papel muy importante en el funcionamiento de nuestro cuerpo, pero cuando está por encima de determinado valor, empieza a representar una seria amenaza a nuestra salud. Casi el 90% del colesterol presente en nuestro cuerpo es sintetizado por el hígado, las glándulas suprarrenales y las glándulas sexuales. El restante 10% depende de nuestra dieta. Consideramos colesterol alto cuando las concentraciones sanguíneas están por encima de 200/250 mg / dl.

Los triglicéridos elevados representan una alta concentración de lípidos en la sangre y se definen como hipertrigliceridemia. Por encima del valor de 200 mg / dl, los triglicéridos se consideran altos.


Colesterol HDL y colesterol LDL: ¿qué son?

El colesterol es una grasa y, para poder circular en la sangre, debe conectarse a algunas proteínas llamadas lipoproteínas. Casi el 80% del colesterol se une a las lipoproteínas de baja densidad, y desarrolla el colesterol LDL o, el colesterol malo. Es así llamado porque este colesterol tiende a acumularse en las paredes internas de las arterias hasta obstruirlas. En estos casos extremos, pueden causar daño al corazón o al cerebro, llevando a ataques cardíacos o derrames.

El colesterol bueno es aquel que se une a la lipoproteína de alta densidad, y crea colesterol HDL, que limpia las arterias. El buen colesterol debe representar al menos el 30% del total.


Colesterol y triglicéridos: diferencias y conexiones

Colesterol y triglicéridos son lípidos, es decir, grasas. Sin embargo, no los debemos confundir: el colesterol es una grasa esteroide, mientras que los triglicéridos son una molécula de glicerol ligada a tres moléculas de ácido graso. De ahí el nombre triglicéridos.

Además de venir de una misma familia de grasas, el colesterol y los triglicéridos pueden llevar a los mismos problemas de salud si sus respectivos valores superan los límites. Tanto el colesterol alto como los triglicéridos elevados aumentan el riesgo cardiovascular, que es la mayor posibilidad de desarrollar enfermedades del corazón.


Síntomas y consecuencias de la hipercolesterolemia y los triglicéridos elevados

Las dos condiciones no presentan síntomas directos, pero a largo plazo pueden promover el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, arteriosclerosis y enfermedades del páncreas. Las consecuencias pueden ser muy peligrosas.

Las dos condiciones se definen como Síndrome Metabólico y están particularmente difundidas en el mundo occidental. Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de al menos 3 de estos factores:

• Hiperglucemia;

• Hipertensión;

• Hipertrigliceridemia;

• Hipercolesterolemia;

• Obesidad


¿Cuáles son las causas de la hipertrigliceridemia y el colesterol alto?

Exceso de peso o obesidad

• Estilo de vida sedentario

Hábitos alimentarios incorrectos

• Abuso de alcohol

• Diabetes

• Hipotiroidismo

• Factores genéticos

Fumar

• Tomar algunos medicamentos


Cómo bajar el colesterol y los triglicéridos

En algunos casos, para restaurar los valores normales de estos lípidos, es necesario recurrir a cuidados médicos especializados, pero en la mayoría de los casos estas condiciones están relacionadas con el estilo de vida de cada uno. La nutrición y el ejercicio físico son los dos principales factores capaces de reducir el colesterol y los triglicéridos.

Eliminar el consumo de alcohol, dejar de fumar y no estar por encima del peso ideal, son las mejores maneras de evitar estos problemas de salud. Una dieta equilibrada, rica en fibra, frutas, legumbres y granos integrales que debe ser acompañada de actividad física regular. Estos son los hábitos que debe incluir en su estilo de vida:

• Perder peso: perder el exceso de tejido adiposo reduce el riesgo cardiovascular;

• Reducir las porciones de comida: el exceso de calorías se convierte en triglicéridos;

Eliminar el azúcar refinado y reducir los hidratos de carbono simples;

• Evitar las grasas saturadas y preferir las grasas monoinsaturadas;

• Consumir más fibras;

• Reducir las proteínas animales y prefiera las proteínas vegetales.


Alimentación: superávit contra el colesterol y los triglicéridos elevados

En el caso del colesterol alto o hipertrigliceridemia, es particularmente importante conseguir alcanzar un porcentaje correcto de masa grasa. Es evidente, por lo tanto, cómo la nutrición desempeña un papel central en la prevención y tratamiento de estas condiciones peligrosas para la salud. Los superalimentos pueden ser de gran ayuda en estas circunstancias, ya que son útiles en la pérdida de peso y en la integración natural de algunas sustancias necesarias para "limpiar" las arterias.

La vitamina B3 y el omega-3 son cruciales, pero las fibras son también muy importantes. Hay varias alternativas saludables al azúcar blanco:

Azúcar de Coco: es el azúcar más sostenible del mundo; es saludable y tiene un sabor delicioso.

Xilitol: edulcorante natural sano con bajo índice glucémico.

Despertar de Buda: mezcla de desayuno que nutre y sacia sin obligar a consumir calorías excesivas. Rico en minerales, vitaminas y omega-3 que son excelentes para bajar de peso.

Avena germinada: toda nuestra gama de avenas tiene una gran cantidad de fibras y ayuda a perder peso, favoreciendo una sensación de saciedad.

Semillas de Chia: naturalmente ricas en Omega-3, son útiles para limpiar las arterias.

Mix Omega 3: como su nombre indica, es un suplemento natural y saludable de estos preciosos ácidos grasos esenciales.

Cáñamo: Las semillas de cáñamo y la fibra de cáñamo son excelentes fuentes naturales y balanceadas de omega 3 y 6, ricas en fibras y proteínas vegetales no tóxicas para el hígado.

Matcha: este té verde ayuda a reducir el colesterol, especialmente el malo.